domingo, enero 25, 2015

Año 10. Los Blogs

Yermo. Pelón. Solitario. Desnalgado. Son muchas palabras las que pueden definir la situación que ahora viven los blogs, en general, pero particularmente los que se dedican a los cómics y se escriben en español. Ojo, no es que no haya, pero vamos, que hemos visto tiempos mejores. 
Recuerdo el año 1 de este blog como uno de los más fulgurantes en el internets mexicano. Los ciber-cafés prometían ser los negocios del mañana (ja-ja) y de repente toda la información que antes nos llegaba a cuentagotas se podía obtener de forma veloz gracias al ciberespacio.
Era un mundo nuevo, fresco, a la espera de ser colonizado por pioneros ñoños sin nada más qué hacer. 
En aquel año, la principal referencia para los comiqueros estaba en los foros. Yo devoraba... con los ojos (albur detected, avoided) los temas en Comicastle. Había usuarios que eran unas lumbreras, y de verdad lograban armarse temas muy interesantes de más de 50 páginas, hasta que llegaba el pelón (albur combo) de David Noriega a hacer enojar a todo mundo con sus cotizaciones tan extrañas del dolar y se perdían los hilos de la conversación. 
Al fin, leyendo eso y otras páginas (sobre todo españolas como la ya muerta Tierradeheroes o Putalokura....así se llamaba, en serio), me aventuré a crear un blog de esta pasión que en aquella época consumía los pocos kopeks que ganaba en el trabajo. Pero al poco tiempo me dí cuenta que para nada estaba solo en esta aventura. A los pocos meses comenzó una fiebre de blogs, y lo que para mí fue la edad de oro de este formato: 2006-2011. 
Si tienes menos de 15 años, lo más probable es que no recuerdes porque te traían en carreola, pero existía una página llamada Toquedequeda de donde salió una amplia camada de bloggers de cómics, que se conocieron en el blog del ya entonces malhecho, flojo y guandajo de Giobany Arévalo, el infame “Bullpen”, una especie de puesto de garnachas virtual. Mientras que los blogs gringos estaban para las noticias, los de este país estaban para las discusiones y polémicas. 
Todos los días había nuevas entradas en varios blogs, reseñas, críticas, opiniones sin fundamento, llanto, quejas y varias veces se cruzaban acusaciones entre usuarios, desde ser parcial, hasta ser Giobany Arévalo (el máximo insulto, a decir verdad). Tuvimos verdaderos personajes (no Alex Cruz), que se dedicaban al trolleo en varias páginas, alimentando el debate. Eran tiempos buenos. 
Con la aparición de las redes sociales, la marea comenzó a cambiar (Facebook, Twitter, XHamster). Primero fueron herramientas que usaban los blogs para extender su contenido, pero pronto, se “comieron” a las páginas matrices, pues los lectores en general nos acostumbramos a textos más y más cortos (si ya llegaste hasta acá, eres un crack), y a la interacción instantánea con los autores. Como los dinosaurios y las jirafas, los blogs no tenían forma de sobrevivir a este cambio climático. 
El blogroll que aparece aquí a un costado es un ejemplo de lo que escribo. Muchos de los que solía leer se detuvieron un día, probablemente porque sus dueños murieron, tuvieron hijos, les hicieron un hijo o dejaron de ser púberes. Pero lo cierto es que sin ellas y ellos, no habría disfrutado tanto llegar al décimo año de este sitio. Simplemente, este blog es la suma de todos los que he leído y los contenidos que me he podido robar. Digo, que han inspirado mis tecleos más emotivos. 
Sirva pues, esta, la primer entrada de la celebración de aniversario para agradecer y reconocer a todos los que alimentaron y alimentan la blogosfera mexicana con buenos contenidos, con reseñas, con debate y sobre todo, que lo hacen gratis, porque en efecto, NADIE traga de esto ni obtiene beneficios, menos Gainax, aquel usuario que presumía a sus amigas guapas, especialmente una que “se parecía mucho” a Martha Higareda (también ya desapareció).

Velvet

El mundo en los años setenta podrá haber sido un tanto más inocente, pero no menos peligroso. Es el apogeo de la Guerra Fría, las agencias de espionaje y los agentes secretos. En una sociedad donde el anonimato y la información tienen un precio muy alto, solamente los mejores sobreviven. Es el mundo de Velvet. 
En este cómic nos enteramos de la existencia de la agencia secreta ARC-7, una organización que ha logrado permanecer en las sombras incluso para otras agencias, ya sea porque nadie la conoce, o porque los que asumen su existencia la creen una especie de mito urbano como Batman o Tlaxcala. 
Sin embargo, todo cambia cuando el mejor agente con el que cuenta ARC-7 es asesinado. Una reacción en cadena se desata, y todos los dedos apuntan a Velvet Templeton, la secretaria del director. ¿Será ella la culpable del homicidio? 
Pese al puesto de secretaria, Velvet no es precisamente una mujer común. Sus habilidades no le piden nada a la de los mejores espías, y ella planea usarlas para limpiar su nombre. Pero hacerlo implicará sumergirse en la inmundicia de las agencias secretas, y pronto va a descubrir que detrás del homicidio hay mucho más en juego. 
Esta es, más o menos, la premisa básica de Velvet, un cómic que llega a nuestro país cortesía de Panini Comics. Aclamado por la crítica allá en el gabacho, llega con un par de nombres que le van a sonar familiares a varios de ustedes: Ed Brubaker en los guiones, y Steve Epting en los trazos. Sí, los mismos que le dotaron al Capitán América de toque de espionaje en sus historias, y que por cierto, se encargaron de escribir su muerte, hace ya varios años, como lo leímos alguna vez aquí, cuando eramos jovenes y rozagantes. 
Para quienes ya conocen el trabajo de Brubaker con Steve Rogers, les gustará leer esta historia, pues lleva mucho más lejos su amor por el género noir (palabra dominguera) o de espionaje en un cómic de autor, donde las reglas las pone él, y no un gordo ceboso apellidado Quesada desde un sillón.
 Velvet se aleja mucho de lo que por estas semanas abunda en los puestos de revistas, al apelar por un guión que si bien está cargado de diálogos, también le da bastante juego a la acción. Hay que tener, eso sí, paciencia con la historia, pues por momentos podría resultar densa para quienes están acostumbrados a leer puro X-Men y verle las nalgas a Magneto cada semana. 
Por el lado gráfico, Epting ofrece un sólido juego de sombras en este cómic. Al igual que el guionista, se le nota mucho más arriesgado, aunque no traiciona su buen hacer anterior. 
En México ya se han publicado un par de números de Velvet por 39 devaluados pesos, lo que convierte a este cómic en un “must” para quienes anden detrás de algo alternativo al spandex y las faltas de ortografía de Televisa.

viernes, enero 23, 2015

Edge of Spider-Verse

¡Superior Spider-Man ha sido transportado accidentalmente al año 2099! Spider-Octopus (Spock para los amigos) debe encontrar la manera de regresar a su época (nuestra), y la forma más lógica es creando una máquina del tiempo (claro, ¿qué tan difícil podría ser eso?). 
Sin embargo en el salto temporal los cálculos de Otto falla, y en vez de viajar en el tiempo termina en una realidad alterna donde un Spider-Man que se unió a los Cuatro Fantásticos acaba de ser asesinado. Cada intento de salto que hace a nuestra época falla, y siempre termina en líneas paralelas del tiempo donde el Spider-Man en turno (el de Civil War, el de la armadura de acero, etc, etc...) termina muerto con un par de perforaciones en el cuerpo. Y eso le llama bastante la atención a Spock. 
En la realidad alterna de Spider-Man India, el héroe combate contra una especie de super humano con escafandra de buzo y una lanza de dos puntas (el tipo de arma que crearía el par de perforaciones). El arácnido hindú es salvado in extremis por Spock, quien le dice que si quiere vivir, ambos deben huir por un portal temporal, así tipo Terminator-Volver al futuro. 
Y es que Superior Spider-Man ya se ha dado cuenta que alguien está cazando a los Hombres Araña, y él ha decidido crear su propio ejercito de arácnidos para combatirlos en diversas líneas temporales. 
En la historia extra de la revista, Spock también salva al Spider-Man asesino de la línea temporal donde mata a Kraven, y vemos como se muere Wolverine una vez más, lo que ya no nos sorprende. 
CRÍTICA: La plaga de historias de “saltos en el tiempo-cruce de líneas temporales” que en los años recientes se ha cernido sobre los cómics llegó a Spider-Man, y no como una historia más, sino como “LA” historia del año para el treoamuros. 
Dan Slott demuestra su profundo odio por el personaje en esta saga. El guionista, quien ya ha matado, trepanado y separado al Peter Parker del universo 616, decidió elevar la apuesta y ahora explora a los Hombres Arañas de otras líneas temporales, en su mayoría, presentándolos con la única intención de asesinarlos de forma despiadada. ¿Por qué? Porque Slott es un carnicero, gordo, pelón y loco, que bien pudo haber sido personaje de película de Ubre Bowl. 
En el apartado gráfico tenemos a Camuncoli y Kubert, ambos dibujantes de sobrada solvencia, que entregan un buen trabajo presentando la matazona de Spider-Mans en éste número. Por el lado de la traducción, el Google Translate de Televisa ahora no escribió cosas como “Spipiderman”, pero seguro en una segunda ojeada le encontramos las tradicionales metidas de pata. 
CALIFICACIÓN: 6.

martes, enero 20, 2015

El adiós del Universo Marvel

El día de hoy comenzó a conocerse un poco más sobre la próxima saga estrella de Marvel, Secret Wars, y de qué va la historia. Hasta ahora, en la editorial se habían mantenido bastante herméticos sobre lo que sucedería, yo pensaba que más por lo malo de sus últimas macrosagas que por estar cocinando algo realmente interesante. 
Pero no. 
Lo que sabemos ahora es que en Marvel, finalmente decidieron apretar el botón de Reset. A grandes rasgos, los próximos meses veremos una colisión de distintas realidades de la Casa de las Ideas, unas tratando de imponerse a las demás, para que al final, solamente quede una única continuidad, ya no el 616 ni el Ultimate, sino solamente una, para dejar atrás las confusiones. 
Es imposible adivinar cómo van a suceder las cosas en la trama, pero lo que sí sabemos es el resultado: Nos vamos a despedir de todo el caos de universo de tal personaje o cual historia para centrarnos en un gran universo. Lo interesante aquí es que luego de años de negar que lo harían, finalmente Marvel decide borrar su continuidad, al más puro estilo DC. ¿Por qué? Mis teorías:



*La peor generación de creativos. No es que en Marvel no haya buenos escritores, pero las altas esferas (por pelones, no importantes) son en general guionistas de "medio pelo" que primero cuidan cómo se vende un título, que la manera en que se relata. A eso le agregamos que son ideáticos. Joe Quesada, Jeph Loeb y B. M. Bendis escriben más desde sus propias fobias y manías alopécicas que desde el héroe que se supone tienen en sus manos. Si a Joe no le gusta fumar, pues Wolverine y J.J. Jameson se la pelan y no fuman. Si a Bendis le cae gordo Hawkeye, aunque sea un Avenger destacado, lo mata, porque le caga cualquier cosa que no sea Luke Cage. Si Jeph Loeb todo lo que toca lo hace mierda, pues le dan el Universo Animado Marvel. Y así nos vamos.



*El cine manda. De un tiempo para acá, el Universo Marvel está de rodillas frente a lo que dicta Hollywood. Hace poco trataron de matizarlo diciendo que viñetas y celuloide se influyen uno al otro, pero la verdad es que no. Neta no. Si en el cine Nick Fury es negro, pues ES NEGRO EN TODOS LADOS. Y ya vimos la manera tan rocambolesca en que fue resuelta en los cómics. Si alguna vez en el cine Spidey tuvo lanzadores de telaraña orgánicos, pues en los cómics van, igual. 
Con todo lo anterior, las justificaciones se están convirtiendo en el pan de cada día en Marvel. Al parecer este borrón permitirá quitarse la máscara de una vez, y aceptar lo que ya es un hecho: Los guiones y cambios ahora son del cine a los cómics, y no al revés.



*La continuidad es demasiado espesa: Los 4 Fantásticos obtuvieron sus poderes al tratar de llegar a la Luna. Frank Castle estuvo en Vietnam. Spider-Man peleó contra su clon y el Chacal en el Shea Stadium, derribado en 2008. Y así nos vamos y vamos más y más atrás. 
La coherencia en el Universo Marvel muchas veces ha estado ligada a hechos y personajes históricos, y es claro que salvo el Capitán América (que en cada reboot se le puede agregar un año más congelado), todos los demás se están volviendo viejos, muy viejos. Los lectores nuevos, que están más familiarizados con Pinterest e Instagram que con los Marauders y FACADE, no tienen interés por las historias de los sesenta, setenta o hasta noventa (en el último caso mejor, no vaya a ser que se topen con alguna historia de Chuck Austen). La continuidad es un valor muy apreciado en el medio ñoño del cómic, pero para muchos lectores de nuevo cuño, no importa.



*Las líneas alternativas se manejaron mal: Aquí tengo que aclarar, pues no todas son malas... ya que en su mayoría, no sobrevivieron. Salvo la Ultimate, pero en su éxito radica también su error mortal: Le hizo competencia al universo mainstream, y por momentos, las mejores historias de la editorial se contaron allí.
La línea Ultimate tiene un rato que dejó de ser trascendente —salvo un poco por Miles Morales, que si deja de salir, tampoco explota el Sol—, y ha visto una caída alarmante en su calidad. Siempre será un misterio que Marvel haya tenido al menos un par de oportunidades para acabar con el "Ultiverse" de forma digna, y en su lugar, haya preferido deformarla hasta volverla en algo así como los Looney Tunes de Marvel.



*Giobany Arévalo: Si por accidente alguien en Marvel USA ha leído una edición mexicana, es probable que hayan decidido quemar toda la continuidad, antes de ser víctima del ya famosísimo traductor de Televisa, cuyo trabajo parece sacado de los comerciales de Open English. Coman mamey, amigos de Televisa y Don't happen of lances.

Perdida

• Memorable trabajo de Emily en "Perdida".
Un día normal de puro ocio. Te levantas de la cama, miras por la ventana y todo luce tan común como ayer, y antier. Lanzas un largo suspiro, y te preguntas en qué dirección comenzará a andar el destino.
Te sientas por un momento y te das cuenta que en la televisión están dando pura basura, por lo que quizás, por una ocasión, no sea tan mala idea comenzar a ver esa pila de películas pirata que esperan por ti. Pero, oh, destino cruel, todas las de acción, adrenalina y masacres se ven mal, las grabaron directo del cine o tienen formato Betamax. Tú única esperanza es una drama: Perdida. 
Bueno, así me pasó a mi, tal cual, cuando tuve que tomar la decisión de qué ver en mi día de descanso. Perdida es una cinta que para quienes gustamos del cine de explosiones y bikinis no aparece en nuestro top...500. Pese a lo anterior, es un largometraje que se ha ganado el aplauso de la crítica. ¿Se ganará el de la ñoñiza? 
Cuando se trata de hablar de una película donde sale Ben Affleck, siempre, siempre tengo una duda: ¿La va a cagar como en Daredevil?
De aquella cinta, lo único que queda es, bueno, el matrimonio del histrión de barbilla de nalga con Jennifer Gardner, poco menos, poco más. 
Entonces llegamos a esta cinta. La premisa es relativamente sencilla: En el día de su quinto aniversario, un hombre descubre que su esposa ha desaparecido en circunstancias muy, pero muy extrañas. Las indagatorias de la policía comienzan por investigar todo como si fuera una desaparición, pero pronto, todas las pistas apuntan al atolondrado marido, cuya cara de mustia no ayuda mucho para quitarle la etiqueta de sospechoso. 
Dirigida por David Fincher, basada a su vez en una novela de Gillian Flynn, la cinta se mueve en el terreno del suspenso, y lo hace de forma inteligente. Para quienes no habíamos escuchado nada, la primer media hora nos va delineando un camino que pronto se tuerce por derroteros inimaginables. 
Hasta antes de esta película, no recordaba haber visto a Ben Affleck haciendo NADA bueno, literalmente, aunque mis referencias sobre él eran las películas de Daredevil y un video de Jennifer López, fin. Si bien aquí mantiene siempre su cara de puqueque, hay que reconocer que no desentona con Rosamund Pike (la "esposa perdida", quien de verdad se lleva buena parte de la película con una tremenda actuación), Neil Patrick Harris (como Doogie Howser...nocierto) y sobre todo Emily Ratajkowski, de quien les recomiendo que presten mucha, pero muuuucha atención a su parsonaje, que no tiene desperdicio y se merece el Oscar, el Emmy, el Ariel y los Globos de Oro (es la de la foto de arriba, BTW). 
Perdida” llega este año como una de las nominadas al Oscar, y también es una especie de redención para Affleck tras varios proyectos catastróficos frente a la cámara (le ha ido mucho mejor poner su barbilla de castor como productor o director). Quien sabe, puede que incluso, no sea un mal Batman...

miércoles, enero 14, 2015

Spider-Man, ¿en los Vengadores 3?

El rumor está haciendo que el internet arda con más fuerza que 10 mil páginas porno juntas. De acuerdo a Latinoreview, finalmente Sony y Disney han llegado a un acuerdo para que Spider-Man sea parte de la fase 3 del universo Marvel cinemático, y todo indica que será para las películas de The Avengers: Infinity Wars. 
Vamos por partes, primero con lo que es cierto: La filtración que hubo tras el ataque hacker a Sony nos reveló que Marvel de verdad quiere de vuelta al arácnido, y que Sony no tiene idea de qué diablos hacer con el personaje. Desde una película de los Seis Siniestros, hasta una serie de la Tía May, pasando por el aplazamiento de la secuela de The Amazing Spider-Man, no somos pocos los que deseamos que el personaje sea sacado de las garras de la empresa japonesa.
Se supo que hubo negociaciones para esto, especialmente para incluirlo en Captain America 3, pero no llgaron a ningún lado, en buena medida por que Sony quiere mantener el control creativo del trepamuros. 
Ahora, los rumores: Latinoreview señala que finalmente si hubo acuerdo. Alguien en Sony, al parecer con más de 3 neuronas funcionales, se dio cuenta que seguirían ganando bastante dinero con el personaje aunque estuviera prestado, y a diferencia de lo que ha pasado recientemente, no tendrían que cargar con el tsunami de criticas.
Entonces, todo apunta a que finalmente Spider-Man si aparecerá en la fase 3, pero con algunos cambios. El más notorio es que Andrew Gardfield no repetirá en el papel del héroe. Aquí viene una polémica, pues algunos sienten que físicamente dio la “talla”, y su trabajo no fue malo, pero se vio hundido en los catastróficos guiones de Sony, pero ni modo. 
Todo se está acomodando. Todo sigue siendo rumor, pero no deja de crecer. Esperemos que Sony ceda, que Spider-Man esté en Avengers: Infinity War, y sobre todo, que Giobany Arévalo renuncie a seguir editando cómics.

martes, enero 13, 2015

Avengers 2, nuevo trailer, nuevas teorías

Se presentó el segundo trailer de Avengers, ¿qué podemos especular a partir de lo que vemos? Bien, juguemos al Brujo mayor, saquemos el Ojo de Agamotto.

* Será una película mucho más oscura. Anunciada ya la fase 3 del universo Marvel en el cine, queda claro que las cosas no van a ser rosas para el equipo de héroes más poderosos del mundo. Creo que un poco como Star Wars: El imperio contraataca, la segunda de Avengers apelará a la separación y traición en el equipo, para dejar sembrado todo para las últimas dos partes, donde tendrán que unir sus fuerzas ante una amenaza mucho mayor.
* Iron Man el odiado. En el trailer hemos visto que la interacción entre los Vengadores es mínima. No hemos visto que peleen en grupo (aunque sabemos que lo harán), pero lo que si queda claro (por lo que se ve en el avance) es que Iron Man se las va a ver con Hulk y Thor...al menos. A eso se suman los rumores de que será el antagonista en Captain America: Civil War. ¿Veremos entonces a un Tony cada vez más extremista y frío? A ver...
* Ultron no va a ser un villano poderoso. Tengo una teoría de esto: Cuando vemos que un "malo" es capaz de duplicar su forma varias veces, lo que tenemos son muchos tipos dando problemitas por aquí y allá, pero a no a una gran amenaza. En el trailer se ven varias versiones de Ultron atacando a Los Vengadores, y creo que ninguna de estas copias es tan poderosa como el original, y al ser tantos, el concepto se va a chotear rápido muy rápido.
* Perfil bajo de los mutantes: Los dos avances nos han mostrado lo mínimo de la Bruja Escarlata y Mercurio. El gran mérito de Avengers es que ya no había necesidad de contar el trasfondo de ningún personaje, pues todos habían aparecido anteriormente (hasta Hawkeye, un poquito), pero en el caso de los hermanos mutantes (¿inhumanos?), apenas los vimos en una escena after credits. No creo que una película tan monstruosa tenga mucho tiempo para desarrollar bien su historia, por lo que supongo que: O van a salir muy poco, o van a ser muy poco desarrollados.
* Va a tener un final frustrante: Todos sabíamos al acabar Avengers 1, que habría secuela, pero eso no hacía a la película menos disfrutable. Pero ahora sabemos que habrá DOS secuelas, y peor: ambas suenan MEJOR que esta película (¡queremos ver ya a Thanos!), que en todo paso, más que una historia independiente, será una transición a lo que viene. Sospecho que al final de la cinta, veremos a los Avengers separados. Van a ver si no.